Schriftzug

Lanzarote/ Haria

Lanzarote la isla de los contrastes

Vulcanes – lava – luz – arena negra – el mar azul – el olaje blanco – la formación de las piedras negras y rojas – playa blanca de conchas – campos florales en invierno – casas blancas – y siempre otra vez el contraste. Lanzarote se presenta al visitante con una oferta unica y muy variada de la propia naturaleza.

El sur esta escaso y arenoso – en el centro de Lanzarote lava y agricultura – el norte esta el paisaje dirigida por un alto risco escarpado y volcanes de la primera epoca del vulcanismo de la isla.

El lado de Lanzarote que se dirije al continente africano con su estrecho del mar que consta con la parte mas tranquila del atlantico. Alli esta situado el comercio y los centros turisticos, que en comparación de otros lugares turisticos de españa, esta realizado de una forma constructiva mucho mas moderada.

Gracias al fallecido admirado hijo isleño Cesar Manrique, la isla fué mucho tiempo protejida por el, siempre en contra de una mala arquitectura y el destrozo de esta tierra única. Grandes superficies se declaraban como espacios protegidos, hasta la declaración por parte de la UNESCO como “RESERVA DE LA BIOSFERA MUNDIAL“.

En la zona de Tinajo o en el norte de la isla hay todavia un ambiente auténtico y purista, donde dirige la agricultura y la ganaderia y en el ambito de una arquitectura popular. En esta parte todavia se pueden sentir la tranquillidad y serenidad que tenia la isla hace pocos años. Los alisios refrescan por la noche, la tierra y las plantas para sobrevivir. El norte se presenta en invierno con una naturaleza que decora el campo con alfombras verdes que a veces se llenan de flores y es un lugar ideal para el senderismo. En verano se puedan disfrutar con pequeñas playas y calas, en un ambiente de veraneo con pequeñas fiestas en los pueblos, que transmiten el sentimiento „ Dejando te olvidar el tiempo“.

Las cuevas volcánicas, subteranias del norte son una de las atractiónes mas espectaculares por Cesar Manrique.

La capital del norte se llama HARIA. El valle de las 1000 palmeras, en una altura de 270 m , rodeado de unas montañas que protegen por tres lados al pueblo de Haria. Se dicen que antiguamente se plantaban para cada hija nacia una palmera, y para cada hijo una pareja de palmeras. Los niños de la escuela contaban mas que 8000 palmeras – expresión de fertilidad de la tierra y del hombre en trato respetuoso con la naturaleza.

En los comienzos del hombre vivian al rededor del pueblo de Haria. Mas tarde en busca del agua se desplazaron al altiplano de Haria.

Con la actividad del vulcanismo del primeroo de septiembre de 1730 a 1737 y la destrucción del mismo paisaje agricula, empezo el desarollo del pueblo de Haria. La antigua capital de Lanzarote – Teguise fui desde entonces el mercado general y desde Haria la población isleña podia ser provisionarse con trigo, cereales, frutas y vinos. Hasta hoy testiga el campo con sus fincas formadas en bancales y los antiguos pozos de agua.

Por causa del desarollo activo de la mareaje se cambio la vida de la economia en dirreción al sur. En el medio del siglo XX la nueva capital Arrecife estaba desde entonces el punto clave económico de la isla. En Haria empezó la pobreza e inducia a mucha gente de emigrar a Venezuela, Cuba o Uruguay. En la segunda parte del siglo XX empezó el turismo. Menos para la zona norteña, pero extensivo y exclusivamente en el sur y este de Lanzarote. En el marco del turismo se cambio el caracter paisajistico original de la isla de estas zonas, que hoy estan edificado de hoteles, apartamentos y casas en fila y con algunos parques.

Quedándose en Haria se puedan ver un paisaje intacto, una de las regiones mas verde de esta isla volcanica. En la parte alta de Haria se encuentra un enclave botanico como refugio de la naturaleza. La población quida muy bien sus alrededores. No hay amontonamiento de hoteles con “Todo incluido”, no hay paseos costeras al lado de grandes carreteras, pero hay callejones y caminos en pueblos todavia auténticos, fantásticas vistas, palmeras altas, buenos restaurantes y las typicas fiestas del verano del pueblo norteño.

La idea del “Turismo rural y Turismo moderado” con su oferta de algunos apartamentos individuales y casas campesinas se encuentran en el norte. Acompañado por las reservas naturales protegidas como el “Parque nacional del Chinijo“ y „Parque nacional de la Corona“.

En la web "memoria digital" se pueden encontrar fotografias históricas en blanco y negro, también sin una palabra español!